El Programa Local de Apoyo al Empleo fue una convocatoria subvencionada con fondos europeos para desarrollar dos tipos de acciones bien diferenciadas con la misión de mejorar el acceso al empleo mediante la colaboración de las Cámaras de Comercio con entidades públicas vinculadas al ámbito local y que se celebraron durante el año 2015:

 

A) Ferias de empleo (macroacciones): en las que el principal objetivo era constituirse en un punto de encuentro entre el tejido empresarial local, las personas sin empleo, el público en general y demás agentes vinculados al empleo. En nuestro caso se celebraron dos, en Valladolid y en Medina de Rioseco durante el ejercicio 2015.

Las ferias de empleo constaron de lo siguiente:

Stands de empresas que ofertaron puestos de trabajo reales.

Talleres donde se trataron aspectos vinculados a empleabilidad, internacionalización de empresas, movilidad y búsqueda de trabajo en otros países.

Seminarios y ponencias de expertos que trataron temáticas que impulsaban la búsqueda de empleo, la búsqueda de la carrera profesional y el contacto con el mundo laboral.

– Actividades de networking.

 

B) Acciones formativas: giraron en torno a a aquellas áreas que hacen más competentes a los colectivos destinatarios para su inserción laboral. En nuestro ámbito se realizaron seis acciones, cuatro en Valladolid y dos en Medina de Rioseco. Cada acción formativa se compuso de 200 horas.

 

Los aspectos más importantes a tener en cuenta de este programa fueron los siguientes:

– La Cámara Oficial de Comercio, Industria y Servicios de Valladolid contó con ofertas de empleo suficientes de empresas de gran relevancia de la provincia. Estuvieron presentes Renault, Carrefour, Aciturri, Europac, Gas Natural, Helios, Madison, Hermi, Gadea, Lingotes Especiales, Cajamar, Federación Regional de Distribuidores de Gasóleos, The Singular Kitchen y Nationale-Nederlanden.

– Existió un incentivo por contratación de un mínimo de seis meses de 1.550€ por contrato para las empresas que realizaron estos contratos a través de las acciones formativas.

– Uno de los gastos elegibles era la publicidad y comunicación, por tanto la notoriedad y relevancia de las acciones fue muy importante.

– Fue una acción de gran apoyo para el Programa Integral de Cualificación y Empleo que desarrollamos las Cámaras para cumplir con el Plan de Garantía Juvenil a nivel nacional.