La Cámara de Comercio de Valladolid reúne a empresarios de la provincia para analizar la situación económica en su territorio y trasladar a la Junta las inquietudes del sector productivo

El presidente de la Cámara de Comercio de Valladolid, acompañando por quince empresarios tanto del Pleno, Club Cámara, como del Comité Ejecutivo de la corporación cameral, ha mantenido esta mañana una reunión telemática con los viceconsejeros de Economía y Competitividad, Carlos Martín Tobalina, y de Empleo y Diálogo Social, David Martín, respectivamente, en la que han analizado la situación económica en su territorio, las perspectivas futuras y las inquietudes manifestadas por el tejido productivo.

Todos los participantes en el encuentro han compartido la preocupación por el actual contexto provocado por el COVID-19, tanto en lo que respecta a la emergencia sanitaria, como a la difícil situación que atraviesan el conjunto de las empresas de la provincia y del resto de la Comunidad.

Por su parte, el presidente de la Cámara de Comercio, Víctor Caramanzana, ha trasladado a ambos viceconsejeros la necesidad de garantizar en el momento actual la supervivencia del tejido empresarial y sentar las bases para la posterior recuperación y reconstrucción económica de la provincia. Para ello, desde la Cámara apuestan por la urgencia en ampliar la cobertura de los ERTE, así como de dotar a las empresas de una inyección de liquidez adecuada a las necesidades acarreadas por la crisis del COVID-19. Asimismo, Caramanzana ha insistido en la prioridad de incentivar el consumo interno combinado con la reactivación del comercio exterior, prestando especial interés a la digitalización de las empresas, especialmente las pymes. Por último, la Cámara de Comercio ha propuesto impulsar de manera conjunta con la Administración la mediación como vía alternativa para la resolución de los conflictos que se deriven del actual escenario.

El presidente de la Cámara de Valladolid expuso la total colaboración de la entidad cameral para tomar medidas orientadas a permitir la continuidad de la actividad empresarial sin que el empleo se vea afectado, dado el momento de transición en el que nos encontramos, donde hay que actuar con responsabilidad firme hacia empresas, autónomos y, en definitiva, hacia el conjunto de la sociedad para paliar la recesión económica.

Ayudas de la Junta

Por su parte, los viceconsejeros de Economía y Competitividad y de Empleo y Diálogo Social, Carlos Martín Tobalina y David Martín, respectivamente, trasladaron a los empresarios el total apoyo del Ejecutivo autonómico al tejido productivo de Castilla y León para el mantenimiento de sus proyectos y de los puestos de trabajo. En este sentido, detallaron el catálogo de medidas extraordinarias puestas en marcha por la Administración regional para mitigar las consecuencias económicas y sociales originadas por la pandemia.

Así, en el apartado de apoyos financieros, Martín Tobalina destacó las líneas abiertas por el Instituto para la Competitividad Empresarial (ICE), en colaboración con Iberaval, para inyectar liquidez y / o financiar soluciones digitales de urgencia en pymes, micro pymes y autónomos, a través de préstamos avalados en condiciones ventajosas; o el programa para el aplazamiento en la devolución de cuotas de los créditos de Reindustrialización y Crecimiento Empresarial de la Lanzadera Financiera. Y ello sin olvidar la moratoria fiscal establecida sobre los impuestos autonómicos para empresas y familias.

Por su parte, David Martín puso de relieve las ayudas directas diseñadas por la Consejería de Empleo e Industria para apoyar el mantenimiento de la actividad y el empleo. Entre ellas, citó el complemento de hasta 210 euros al mes para los trabajadores afectados por ERTE, o los incentivos de hasta 10.000 euros tanto a las compañías que contraten a trabajadores despedidos por esta crisis, como a las que incrementen plantilla al incrementar su producción para hacer frente a la emergencia.

Los dos altos cargos de las consejerías de Economía y Hacienda y de Empleo e Industria repasaron también el paquete integral de apoyos a los autónomos, con ayudas para la extensión de la tarifa plana; para bonificar su cuota de cotización cuando se reincorporen a su actividad; para financiar los gastos de los créditos que tengan que suscribir para mantener su negocio; para apoyarles si tras esta crisis deciden emprender un nuevo proyecto, y finalmente para ofrecerles una cobertura si se quedan sin subsidio o prestación.

Por último, recordaron que también existen ayudas directas y específicas para los sectores agroalimentario, comercial y cultural y turístico.